QUIÉNES SOMOS 

TEATRO EL ANTITEATRO


"Vivimos en un siglo donde "todo ya ha sido creado" o "quizás no". Es por eso que apostamos como compañía a mantener esas frases como los puntos de partida de toda creación y montaje. 

PRESENTACIÓN

Teatro El Antiteatro es una compañía de teatro que trabaja en la búsqueda constante de un lenguaje propio a partir de las marionetas que hablan y cantan. Nuestras marionetas son hechas de material reciclable, construidas con una artesanía cuidada, pero expuesta.  Centrándonos principalmente en los mecanismos para que ésta pueda hablar o cantar.

Creemos que las marionetas tienen la capacidad de llegar más allá que un actor. Poseen la versatilidad que no todo actor posee. Por eso apostamos por una marioneta que manipulada con el cuidado preciso, al mover su boca, puede generar la ilusión perfecta de que está hablando y/o cantando. Tal como lo podría hacer un actor o actriz. 

Buscamos despertar la imaginación en pequeños y adultos, es por ello que apostamos a las marionetas. Cuando se esta viendo una interpretación por simple que esta sea, uno imagina inmediatamente la situación en la cual se desenvuelve la marioneta, esto a su vez traspasa los limites de actor-espectador porque se puede trasmitir desde una sensación, a una emoción en concreto.

No pretendemos "crear algo nuevo" sino más bien, explorar e investigar dentro del espectro del teatro de marionetas ya creados. Utilizando referentes de compañías nacionales e internacionales, y así  dar vida a nuestras marionetas.


Exploramos en torno a como nuestras marionetas pueden alcanzar su expresividad por medio del "play-back" de una canción. Que sea capaz de trasmitir emociones tal cómo un interprete y/o cantante.

Queremos brindar al público un espectáculo de calidad. Dónde éste pueda entretenerse, y ver que no es una simple marioneta de papel, sino un actor más, y que pese a los materiales reciclables con el cual puedan estar confeccionados; los elementos de la escenografía y/o marionetas, no signifique un impedimento para "echar a volar su imaginación". 

Creemos que la tarea del manipulador es un acto de amor. Al  entregar la energía que proviene de cada manipulador a las marionetas para que éstas finalmente puedan tomar vida propia y existir por un "momento sagrado". Llevando el impulso del corazón a cada preciso movimiento.